Palm Beach County Logo, link to home page
 
Asuntos Públicos  Publicaciones  FAQ  Gobierno  Acerca de Nosotros
 

Antiguo Palacio de Justicia

 
 

PBC - Antiguo Palacio de Justicia

 

Historia del Antiguo Edificio de la Corte del Condado Palm Beach

Por Debi Murray, Directora de Investigación y Archivos
de la Sociedad Histórica del Condado Palm Beach

En en mes de abril de 2002, la Comisión del Condado Palm Beach decidió gastar dinero proveniente de los impuestos en un intento por salvar lo que se ha conocido como el Edificio de la Corte de 1916. Se han realizado muchos cambios a la construcción original, más sin embargo todavía sobrevive lo suficiente para que valga la pena tener un proyecto para restaurarla a su grandor de antaño. Una cosntrucción semejante realzará la imagen del centro de West Palm Beach, y al mismo tiempo representará un símbolo digno del lugar que ocupa el Condado Palm Beach en la historia de Florida.

c_1947

Cuando fue construido, el Antiguo Edifico de la Corte alojaba todas las oficinas del gobierno del condado, inclusive la prisión. Cuando esté completamente restaurado, el imponente edificio de la corte de estilo neo – clásico de 1916 será una de las construcciones gubernamentales más nuevas del condado, y una de las más monumentales. Después de la restauración, parte del Antiguo Edifico de la Corte alojará de nuevo algunas oficinas gubernamentales del condado. El resto será transformado en un museo histórico y un centro para la investigación histórica. Al compararla con el nuevo complejo de la corte que queda cruzando la calle, y con el contro gubernamental del condado al oriente, el Antiguo Edificio de la Corte servirá como testimonio del crecimiento del condado y de sus entidades de gobierno.

Cuando examinamos la fascinante historia del Antiguo Edificio de la Corte y sus diversas transformaciones es posible trazar el crecimiento del gobierno del condado, y este a su vez es un reflejo de cuanto ha crecido el Condado Palm Beach en el siglo veinte. La construcción del Edifico de la Corte de 1916 se dificultó por numerosas razones. Hubo tantos problemas, que la inauguración del nuevo Edifico de la Corte del Condado Palm Beach en el mes de abril de 1917 fue un evento casi decepcionante. Desde el puro principio, la construcción del edificio fue rodeada de confusiones. Pero el conflicto no era inusual en el Condado Palm Beach en aquella época, pues la misma creación del condado había sido bastante agitada y tumultuosa.

La Fundación del Condado Palm Beach

La lucha oficial por crear un condado separado en la parte norte del Condado Dade comenzó el 8 de febrero de 1907, cuando un grupo de ciudadanos interesados se reunió en el salón encima del Free Reading Room (Sala de Lectura Libre) en West Palm Beach para discutir lor argumentos en pro y en contra de la división. Con una superficie de 4.424 millas cuadradas, Dade era el segundo condado más grande del estado y tenía un avalúo tasado en $5.700.000 para el año fiscal 1905. El grupo que estaba a favor de la división del condado quería que se dividiera el Condado Dade justo al sur de Fort Lauderdale, de manera que el nuevo condado tuviera un área aproximado de 2.500 millas cuadradas, o cerca del sesenta por ciento de la tierra.

La mayor queja del grupo era que el área entre Fort Lauderdale sobre el río New River y Stuart, sobre St. Lucie pagaba el sesenta por ciento de los impuestos, pero muy pocos de esos dólares eran gastados en la parte norte del Condado Dade. Lo que estos hombres querían era una distribución más equitativa de los dineros recaudados por impuestos, especialmente en lo concerniente a carreteras y escuelas. Muchas de las carreteras de la parte sur del condado habían sido pavimentadas y constituían un atractivo para los inversionistas externos. Sin embargo las carreteras de la parte norte del New River, bien sea estaban incompletas, o sólo se terminaban de construir luego de imponer impuestos adicionales y con la ayuda de Henry Flagler, quien suministraba cargas gratuitas de materiales para la construcción de carreteras en el Florida East Coast Railroad (Ferrocarril de la Costa Oriental de Florida). Además, menos del treinta y cinco por ciento del presupuesto escolar, o cerca de $15.000, era invertido cada año en las escuelas con segregación racial de la parte norte del condado.

Teniendo en cuenta estas inequidades y otras injusticias existentes, y luego de discutir la manera como el nuevo condado podría funcionar con los dineros por recaudos de impuestos disponibles, el grupo aprobó una moción para establecer el Comité Ejecutivo del Movimiento para la División del Condado. A los siete integrantes elegidos para ser miembros de dicho comité se les autorizó hacer todo lo que fuera necesario para que en la mitad norte del Condado Dade se creara un nuevo condado. En otra reunión de todo el personal realizada la semana siguiente, el Comite resolvió llevar su petición de formar un nuevo condado a los dirigentes pertinentes de Tallahassee. En ese entonces, la asamblea legislativa del estado se reunía solamente cada dos años, y estaba previsto que se reuniera en el mes de abril de 1907, de manera que era vital moverse con prontitud.

Las reacciones a la petición de división fueron diversas, inclusive hubo muchas bastante severas. A las personas del norte de Dade, los habitantes de Miami y alrededores los tildaban de agitadores desagradecidos. Los editoriales publicados por los periódicos reflejaban el punto de vista de la ubicación geográfica de sus lectores; el Daily Tropical Sun y el Palm Beach Daily News, ambas publicaciones del norte del condado, estaban a favor de la división, mientras que el Daily Miami Metropolis estaba en contra.

Cuatro miembros del Comité para la División, Mr. L. W. Burkhardt, Mr. M. E. Gruber, Mr. George Butler, y Mr. W. I. Metcalf viajaron a Tallahassee para ejercer presión a favor de la división. T. J. Campbell, quien luego fue el recaudador de impuestos para el Condado Palm Beach, actúo de mensajero para la asamblea legislativa de ese año y mantuvo informada a la delegación sobre el progreso de la petición. El 8 de mayo de 1907, Campbell anunció que el “proyecto de ley del condado Palm Beach pasó al senado con 20 a 11 votos.” Desafortunadamente, no pasó a la Cámara de Representantes, en dónde fue rechazado con 39 a 21, el 22 de mayo de 1907.

Los miembros del comité para la división no se quedaron quietos durante los dos años que tuvieron que esperar para poder volver a presentar su petición en la siguiente sesión legislativa. Buscaron y encontraron un candidato a la Cámara de Representantes quien apoyaría la separación del Condado Dade. Como consecuencia, cuando George O. Butler, el candidato agradable y exitoso de Miami presentó la petición de división, esta fue rápidamente aprobada el 30 de abril de 1909. Cuando cobró vigencia el 1 de julio de 1909, el Condado Palm Beach se volvió el condado número cuarenta y siete del estado de Florida.

El Primer Edificio de la Corte

El primer punto en la agenda de trabajo del Condado Palm Beach era ubicar un lugar en dónde se pudieran llevar los negocios del condado. Se designó como capital del condado West Palm Beach, por su ubicación central. Los organizadores del condado esperaban también que el pueblo donara la antigua casa de la escuela que se encontraba en la esquina suroccidental de Clematis Street y Poinsettia Avenue (ahora conocida como Dixie). La escuela había sido construida en 1894 sobre un terreno que Henry M. Flagler había donado. Desde que se había abierto la nueva sede de la escuela en la colina, en el año anterior, el viejo edificio había permanecido vacío.

En 1907, en un intento de tranquilizar a aquellos que estaban preocupados por los gastos que la separación del Condado Dade iba a traer, el Comité para la División había prometido que el nuevo condado no iba a gastar más de $5.000 para tener una corte, bóvedas de seguridad, y una prisión, y que estas iban a durar por lo menos diez años. Sus predicciones eran casi correctas. No obtuvieron la construcción gratis; pagaron $8.000 por el viejo edificio de la escuela y por el terreno de la esquina de Clematis Street y Poinsettia Avenue.

Además, sus esperanzas de permanecer en el edificio de la corte por diez años fueton demasiado optimistas pues para el año 1913, el govierno del condado ya era demasiado grande para caber en sus oficinas. La comisión del condado contrató al arquitecto Wilber Burt Talley para diseñar un nuevo edificio para la corte que se construyera sobre Poinsettia Avenue, entre las calles 2nd y 3rd Street. Wilber Talley, quien tenía su base en Lakeland, Florida, había diseñado el edifico de la Corte del Condado Duval de $250.000, y había sido el arquitecto de varias otras construcciones del gobierno en Florida.

La Controversia del Proceso de Licitación de la Corte de 1916

El terreno para construir la nueva corte estaba sólo a dos cuadras al norte de la vieja corte de Poinsettia Avenue. Algunos artículos de periódicos revelan el hecho que el condado había comprado el lote de media cuadra, otros reportan que el terreno había sido donado al condado por la firma Model Land Company, una de las compañías de Henry M. Flagler. Como quiera que el condado hubiera adquirido la propiedad, estaba muy bien ubicada en el centro de West Palm Beach. El 9 de octubre de 1913, Evert P. Maule ganó el contrato para construir el nuevo edificio de la corte. Prometió terminar la construcción en ocho meses con un presupuesto de $160.000. Una suma adicional de $23.800 iba a ser necesaria para algunos elementos interiores tales como cámaras de seguridad y cajas fuertes. Desafortunadamente, la construcción no iba a ser un proceso ágil, ni tampoco libre de obstáculos. De hecho, sólo tres años más tarde el condado podría inaugurar su nueva edificación.

El primero de una serie de muchos prolemas surgió un mes luego de que E.P. Maule hubiera ganado el contrato de construir la nueva corte. El Gran Jurado, que se reunía cada año para revisar los archivos oficiales y el trabajo general del gobierno del condado, emitió una declaración en la cual señalaba que no era apropiado construir una corte por más de $183.000, sin pedir permiso al electorado para gastar esa gran cantidad de dinero. El presagio siguió con la queja sobre las malas carreteras del condado y el hecho de que sólo $65.000 de los dineros recaudados por impuestos se habían destinado a mejorar las carreteras para el siguiente año fiscal. Como el año fiscal vigente ya había acumulado $64.000 en deudas por carreteras, no iba a haber nada de dinero para mejorar las carreteras el siguiente año.

El asunto no fue llevado al electorado, pero fue presentado a la Suprema Corte de Florida, quién sentenció en junio de 1914, que el contrato con Evert P. Maule era inválido por que la comisión del condado no había publicado la solicitud de licitaciones para el proyecto de manera correcta. En el mes de septiembre, se publicó el contrato para solicitar propuestas, y de nuevo Evert P. Maule presentó la propuesta más baja. Esta vez el total era de $190.000 y la construcción de la corte se iba a terminar en doce meses.

En octubre el Tropical Sun, un periódico de West Palm Beach, publicó un editorial quejándose del alto costo de la nueva corte. Como también había ocurrido el año anterior, el mal estado de las carreteras del condado era el asunto que más atención requería. Además, Stuart, que en esa época quedaba en el Condado Palm Beach, necesitaba un puente sobre St. Lucie, pues todavía se utilizaba una barcaza remolcada por una lancha a gasolina para cruzar el río. El autor del editorial también señalaba que el Condado St. Lucie había gastado únicamente $50.000 en un edificio de la corte, y el resto de su dinero en las carreteras.

Muchos otros residentes estuvieron de acuerdo con el editorial del Tropical Sun, y para el mes de noviembre la comisión del condado acordó revocar el contrato. Ese mismo mes, el Gran Jurado realizó su propia investigación. Descubrieron que un señor de apellido Franz, de Franz Safe and Lock Company, se había reunido con la Junta de Comisionados del Condado y les había dicho lo que necesitaban en cuanto a cámaras de seguridad y cajas fuertes. Igualmente el Sr. Franz había especificado los materiales que se debían usar. Aunque no había contrato alguno entre el condado y Franz, el Tropical Sun reportó que había “un acuerdo que especificaba que dicho material iba a ser suministrado por dicha compañía y aceptado por la junta, bajo las especificaciones del archivo de la oficina de la compañía.”

En otras palabras, la comisión había pre-seleccionado la cámara de seguridad y los muebles, y le había solicitado a todos los contratistas que licitaban por la construcción de la corte que utilizaran a Franz Safe and Lock Company. Como el condado no había publicado la licitación como lo exigía la ley, fue considerado un acto ilegal. El Gran Jurado reportó esta actividad al gobernador y recomendó que tres de los comisionados del condado fueran suspendidos u obligados a renunciar por incumplimiento del deber e incompetencia en el cargo.

Por tercera vez, el proyecto de construcción de la corte fue publicado para licitación y también por tercera vez la oferta más barata era la de Evert P. Maule, quién presentó una propuesta por $122.500 para la construcción. La cámara de seguridad y sus instalaciones iban a costar $41.736 adicionales. De nuevo, algunas personas se opusieron al proyecto de la corte. Esta vez no se trataba sólo de las carreteras y de los puentes que se necesitaban, sino del hecho que la parte sur del Condado Palm Beach quería separarse para conformar un nuevo condado conocido con el nombre de Everglades. Como consecuencia, la Junta Comercial Pompano objetó la construcción del edificio de la corte, por que no querían ser responsables de pagar la cuenta.

La comisión del condado explicó rápidamente que las municipalidades que se ibana separar no tenían que soportar la carga de construir una corte para el Condado Palm Beach — su dinero proveniente de impuestos iba a ir al nuevo condado, que pronto se conocería con el nombre de Condado Broward. La comisión también tuvo que oír protestas de los representantes de Stuart, Lake Worth, Delray, Boynton, y Deerfield, quienes afirmaban que la construcción de carreteras era más importante que una nueva corte. Estas personas pensaban además que una nueva corte no debía costar más de $75.000.

Mientras tanto, a medida que crecía el gobierno del condado, el edificio de la corte de la calle Clematis se volvía cada día más atestado. En la reunión de la comisión del 2 de febrero de 1915, los comisionados “decidieron que un nuevo edificio era una necesidad real para el condado, y que las demoras adicionales podrían causar pérdidas irreparables.” Igualmente querían que la nueva construcción fuera “adecuada para los años venideros.” Para el 18 de febrero, ya estaba firmado el nuevo contrato. De acuerdo a un recorte de prensa sin fecha exacta, el nuevo edificio de la corte iba a estar terminado el 1 de noviembre de 1915, e iba a ser “la más grandiosa y mejor dotada corte de todo el estado.”

La construcción no progresaba tan rápidamente como se había prognosticado. El tasador de impuestos del condado, James M. Owens, fue el primer funcionario del condado en ocupar el nuevo edificio de la corte, y sólo se mudó en agosto de 1916 — dieciocho meses después de la firma del contrato. Junto con su deputada, la Señorita Myrtle Miller, se salieron de la vieja corte para escapar del ruido de la construcción que se realizaba cerca del viejo edificio. Sidney Maddock había comprado el viejo edificio de la corte y el lote por $35.000, y como estaba en proceso de levantar una nueva construcción cerca, el ruido se había vuelto insoportable.

Gran parte de la nueva corte estaba lista y dispuesta para ser ocupada, pero la comisión del condado no quería aceptar oficialmente la construcción hasta que cada detalle estuviera en su lugar, tal como lo deseaban. No les habían gustado las puertas de cobre y querían que fueran reemplazadas. Había goteras alrededor de las ventanas y había que “reorientar” algunos ladrillos. A pesar de estas demoras y problemas, el edificio era considerado el “más hermoso del estado”, según un reportero del Tropical Sun. Los muros de las oficinas del primer piso estaban pintados por encima de la barra al nivel de las sillas, y hacia abajo estaban revestidos con páneles de roble. Las oficinas lucían pisos de arce y los pasillos tenían pisos de azulejos en mosaico, con mármol en la parte baja de los muros. El exterior del edificio era de ladrillo ignífugo y de piedra caliza, con bandas decorativas de granito. Para cubrir el techo de 8.250 pies cuadrados se había utilizado lo último en materiales de asbesto de Johns-Manville. Para el 13 de abril de 1917 se terminaron los útimos toques de decoración y los viejos bancos fueron teñidos, barnizados e instalados en su lugar.

La inauguración de la nueva corte estaba planeada para el 10 de abril de 1917, pero pudo haber sido aplazada hasta el 16 de abril. Quedan muy pocos periódicos locales de las primeras semanas de abril de 1917. Los comerciantes de la calle Clematis imaginaban el día de la inauguración como un grandioso evento con un gran desfile que se disolvería una vez llagado a la corte. Una vez que los discursos de inauguración hubieran terminado, los participantes y el público iban a encontrarse en el parque de la ciudad al pie de Clematis Street, en dónde podían disfrutar de los almuerzos tipo picnic que hubieran traído, y tomar bebidas suministradas por los comerciantes. Los organizadores esperaban que ese día marcaría “una nueva era de prosperidad y progreso en el condado.” Desafortunadamente, los periódicos que sobreviven de la época no contienen la descripción de la ceremonia de inauguración ni de los eventos. Puede que haya sido un gran éxito, pero también pudo haber sido opacada por la tristeza, por el hecho de que Estados Unidos le declarara la guerra a Alemania el 6 de abril de 1917.

1927 – se Construye Anexo para Tener Más Espacio

El boom económico de los años 20 hizo que el gobierno del condado se ampliara para atender las necesidades de todos los recién llegados. En consecuencia, para el año 1925 el edificio de la corte era demasiado pequeño para albergar un gobierno eficiente. De nuevo la comisión del condado contrató al arquitecto Wilber Talley, quién había diseñado el edificio de 1916. Este propuso un nuevo anexo que fuera el reflejo del edificio original, construido al lado este de la estructura existente. Los dos edificios estarían comunicados con corredores en cada uno de los pisos. Sugirió tambien la remodelación completa de la corte de 1916, para obtener más espacio para varios departamentos. Los comisionados querían que los empleados del condado estuvieran felices, y también querían tener espacio adicional para futuras necesidades de crecimiento.

Se esperaba que el anexo estuviera listo el 1 de diciembre de 1926, pero el auge de la construcción había creado una demanada tan grande de materiales de construcción en todo el sur de Florida, que los depósitos de carga del ferrocarril no podían dar abasto con las gigantescas cantidades de materiales que se enviaban hacia el sur. Algunos suministros se quedaban durante meses en las cabezas de líneas en el norte, esperando encontrar espacio en el tren.
Luego de haber estado en construcción por dieciocho meses, en el mes de mayo de 1927 el anexo de la corte estaba listo para ser ocupado. La primera oficina en mudarse a su nueva sede fue la del tasador de impuestos. Se decía que el anexo de la corte era un edificio mejor que la vieja corte. También tenía un ascensor - una primicia para la corte. En casi todos los demás aspectos el anexo era igual al edificio principal de la corte. Poco después de un año después de inaugurarse, la corte y su anexo sirvieron de refugio anti - huracan, durante la fuerte tormenta del 16 de septiembre de 1928, que afectó el Condado Palm Beach. Hay fotografías que muestran el edifico de la corte de pie, rodeado de los escombros de algunas construccioens cercanas.

En 1955 una Ampliación Junta los Dos Edificios

Llegados los años 50, el gobierno del condado ya era demasiado grande para alojarse en un solo edificio. Para aligerar las condiciones de asinamiento de la corte, el condado construyó un edificio de oficinas en Datura Street. En el mes de junio de 1955, la comisión lanzó una invitación a licitar para rediseñar, modernizar, y dotar de aire acondicionado el espacio existente de la corte, e incorporar el espacio vacío entre las dos construcciones para tener más habitaciones útiles. Los comisionados querían tener suficiente espacio para los siguientes veinte años.

Ampliación Externa (Wrap-around) Proporciona Más Espacio; Aparece “New Look”
Para el año 1968 el edificio de la corte del Condado Palm Beach, ya ampliado en varias oportunidades, necesitaba más ampliación y mejoras. Se les presentaron a los comisionados varias propuestas de diseño, desde edificios independientes hasta ampliaciones externas, pero no pudieron llegar a un consenso. Por eso en febrero de 1968, ordenaron la formación de un comité especial de estudio conformado por personas elegidas de tres campos de estudio: ingeniería, arquitectura y contratación. Las siguientes personas fueron miembros de dicho comité:

Ingenieros: Robert E. Owen de Brockway Owen & Anderson, Engineers
Jake Boyd, ingeniero del condado pensionado, del Condado Palm Beach
Robert Hutcheon de Hutcheon Engineers, Inc.
Arquitectos: Donald Edge
Howard Chilton
Gerhard Selzer
Contratistas: J. Y. Arnold, Jr.
Richard S. Black

wraparound

El grupo pidió sesenta días para estudiar los diferentes planes de ampliación y para hablar con los comisionados y los jefes de departamentos para averiguar sobre sus necesidades de espacio. Las reuniones no estaban abiertas al público, para que pudieran aprovechar mejor el tiempo. La ampliación del edificio de la corte iba a costar $4,8 millones. Los proyectos afines, incluyendo la nueva carcel, elevaría el costo total de la expansión a $7 millones.

Los jueces y otros ocupantes de la corte les pidieron a los comisionados desechar la opción de la ampliación externa – querían un edificio independiente. Los comisionados querían la opción más barata. Los miembros del comité especial de estudio tenían que actuar como árbitros entre la comisión y los demás inquilinos del edificio de la corte.

A finales del mes de mayo Jefferson N. Powell y Donald Edge habían sido nombrados los arquitectos del proyecto seleccionado, el de ampliación externa (wrap-around). Los edificios satélites de la corte que se construirían en la parte norte y sur del condado tenían el propósito de reducir el tráfico de la corte principal, más estos no eran considerados necesarios, pues la corte no podía sesionar en estos edificios. Los detractores decían que la ampliación externa no ofrecería suficiente espacio para satisfacer necesidades a largo plazo. El Abogado del Condado Marvin Mounts dijo que cumpliría con las necesidades para diez años, pero que el pensaba que el condado debería tratar de solucionar las necesidades de espacio para cincuenta años de crecimiento.

En diciembre de 1968, el Miami Herald reportó que el edificio de la corte existente tenía 90.000 pies cuadrados y que la ampliación externa agregaría otros 135.000 pies cuadrados. Aproximadamente 30.000 pies cuadrados de la ampliación quedarían sin terminar, destinados a ampliaciones futuras. También iba a costar la mitad de lo que hubiera costado construir un nuevo edificio de la corte.

Casi un año más tarde la oposición a la ampliación externa continuaba. Entre los que querían la ampliación estaban la mayoría de los miembros de la comisión del condado: Dan Gaynor, E. W. Weaver, y Robert Johnson al igual que George Votow, arquitecto consultor, y la firma de arquitectos Edge & Powell. La lista de los que estaban en contra incluía a los comisionados Robert Culpepper y George Warren, trece jueces, el tasador de impuestos, el recaudador de impuestos, el Actuario de la Corte, el Sheriff, y el Fiscal y Abogado del Estado.

A pesar de la oposición abrumadora, el proyecto de ampliación externa fue publicado para recibir ofertas en 1970. Las ofertas eran más baratas de lo esperado para la ampliación de 148.000 pies cuadrados, y Arnold Construction Co. ganó la licitación con $4.554.000. En junio de 1971, el Times reportó que la superficie en pies cuadrados casi se iba a doblar, de 90.000 pies cuadrados a 180.000. Se dejaría libre un área aproximadoo de 40.000 pies cuadrados para crecimiento futuro. Los comisionados esperaban que el espacio cumpliera con las necesidades del condado por 10 años, y se estimaba que todos los trabajos estuvieran terminados el 13 de abril de 1972.

La construcción y demolición no fue facil de soportar para los ocupantes del edificio de la corte, quienes siguieron trabajando en el edificio durante el proceso. Como los muros exteriores debían estar lisos, los trabajadores usaban martillos de aire para despegar de los muros todos los elementos no deseados. Los muros internos se agrietaban y por culpa del ruido varios de los casos de la corte tuvieron que ser aplazados. A medida que se acercaba el final de la ampliación, la mayoría de las personas entrevistadas criticaban el aspecto del edificio y se quejaban por el número de corredores. El trabajo de ampliación se terminó en el verano de 1972, con un costo total de $5,5 millones.

Desde enero de 1974, todos los departamentos gubernamentales alojados en el edificio necesitaban más espacio, y los últimos 5.000 pies cuadrados de los 40.000 pies cuadrados anteriormente sin utilizar estaban siendo renovados para salas de corte y facilidades de apoyo. El bono para la ampliación del edificio de la corte y la cárcel no se iba a pagar antes de 1993. No sólo que el plan de crecimiento de diez años había sido más corto que el plan de pago del bono de veintidós años, sino que el espacio adicional se había utilizado en menos de dos años luego de terminada la ampliación externa.

# # #

Ir arriba

 

Noticias